Tag Archives: Narració

La Sorpresa

Estàndard

Pensamos que le daríamos una alegría a la abuela cuando le  regalamos el móbil. Le explicamos cómo funcionaba y le quisimos vender la moto, de que, con aquel aparato podríamos hablar con nosotros cuando quisiera y no esperar a que llegara el sábado para que fuéramos a visitarla a la vieja casa familiar, tal como habían hecho nuestros padres durante años mientras éramos pequeños. Según ellos debíamos conservar las viejas costumbres de respeto hacia nuestros mayores.  Pero tanto mi hermana como yo no opinábamos lo mismo, aunque ir cada sábado a casa de la abuela había sido toda una experiencia para nosotros. Ahora teníamos otras prioridades.

El tío Miguel, la tía María y mi primo Sebastian, vivían en casa de la abuela, desde que se habían arruinado y tuvieron que salir de Francia a toda prisa. Mi abuelo hacía muchos años, había cruzado los Pirineos con mi tío cuando era un crio de nueve años  y la abuela se había quedado en Barcelona con mi madre, que solo tenía cuatro  años. Creían que así habría más posibilidades de que una parte de la familia sobreviviera a la dictadura. Se dedicaban al teatro. Mi tío escribía las obras que luego mi tía María interpretaba como primera actriz. Tuvieron mucho éxito y fama. Vivian en un piso enorme en Paris y tenían un apartamento en la costa, en la ciudad de Niza. Pero los años pasan factura y resultaba difícil que una obra,  donde la protagonista es una jovencita de 20 años, lo interprete una mujer que le dobla la edad a la protagonista.

Read the rest of this entry

Parca

Estàndard

Hoy me he llevado por delante a dos ancianas… bueno, como diría la buena gente, las he ayudado a dar el transito.

.Emigre junto a mis padres y hermanos a una edad muy temprana al nuevo mundo. La guerra y el hambre nos expulsaron de nuestra tierra. Una tierra de meigas y supersticiones, donde a la señora de la guadaña se le tiene autentico pavor. Y en la tierra que nos acogió, me crie rodeada de amuletos, fetiches, gallinas degolladas, puros humeantes y mujeres de blanco.

A los once años cogí una extraña enfermedad que ningún médico reconocido o no reconocido pudo sanar. Dijeron que se trataba de una infección producida por un virus desconocido. A los pocos meses caí en coma y dijeron que no iba a sobrevivir. Lo que ellos no sabían, era que yo sí que quería seguir viviendo… y lo conseguí. Dijeron que era un milagro. Falso. Hice un pacto con la señora de la guadaña y resucite de entre los muertos.

Deje a mis padres y hermanos enterrados en aquellas cálidas tierras y yo regrese a la casa de mis abuelos. Como no tenía ni oficio ni beneficio, me dedique a alquilar mis servicios para cuidar personas mayores o niños. Estos últimos me gustaban menos, por el alboroto que armaban, las peleas o berrinches sin ton ni son que cogían y por ello me centre en mis queridos abuelitos. El inconveniente de este oficio, es que, me duraban poco. Ya sea porque eran muy mayores, ya sea porque cogían algún resfriado que se les complicaba y se los llevaba por delante, el caso es que poco a poco, me fui quedando sin clientes y tuve que emigrar de nuevo. Read the rest of this entry

Selene Rock

Estàndard

La Selene forma part d’un grup tribal que es desplaça a grans distancies per buscar aliments o refugi. Normalment acampen en coves durant un temps i quan la caça i els fruits comencen a minvar, marxen a buscar un nou indret. La Selene sempre està amb el grup de les dones, que són les encarregades de recol·lectar els fruits que es poden trobar dins de la zona que els homes han marcat com a segura. Les dones més grans es queden dins la cova amb la canalla  i cuidant dels malalts o ferits per alguna fera.

La Selene ha après a fer paranys per caçar petits rosegadors, aus o serps. Esta una mica farta d’anar tot el dia amb el coll amunt per veure quina fruita està més madura per recol·lectar. Està farta de patir recargolaments de ventre produïts pels fruits que tenen que provar  les dones, per saber si son comestibles o no o si estan massa madurs o massa verds. Aquesta nova habilitat que ha adquirit, fa que molts cops, s’hagi de desplaçar fora del cercle se seguretat per anar a buscar les herbes que necessita per elaborar els paranys. Són unes herbes llargues i fortes que creixen vora dels rius o  rierols i que ella ha après a manipular i a donar diferents formes, segons la bestiola que vulgui caçar. Sempre va sola, les altres dones no gosen anar amb ella. Read the rest of this entry

Selene: la bruixa de Boixareu

Estàndard

Estem al segle XIV en un llogaret de La Selva, un petit nucli de població disseminada. Aquí viu la Selene, una jove bonica i assilvestrada que es passa els dies i les nits corrent, saltant i trincant lliurement pels boscos. Es coneix cada muntanya, pujol, cova o rierol dels voltants. També es coneix totes les plantes que curen diferents mals, tan de persones com dels animals i també totes aquelles que poden provocar un efecte contrari. Viu amb la seva avia en una cabana al mig del bosc, vora del Gorg Negre. Tot ho que sap ho va aprendre de la mare que ho havia après de la seva  i quan la van cremar a la foguera, per bruixa, l’avia la va acollir i  va ensenyar-l’hi tots els secrets que el bosc amaga.

No te por de res, tot ho contrari de la gent del llogaret, que quan la veuen arribar agafen  a les criatures i les amaguen dins de les cases, tancant portes i finestres i cridant, ¡bruixa! a mida que es van senyant de forma quasi convulsa.  En part fan be -pensa ella- La Selene amaga dins seu un sentiment de revenja contra tota aquella gent. Ells van ser els culpables de que la mare tingues una mort tan horrible.

La mare sempre havia tingut cura dels malalts de la vil·là. Ajudava a parir a les dones amb remeis perquè patissin menys dolor durant el part, curava les ferides que els homes es feien treballant de llenyataires al bosc o cuidant les terres i el bestiar del senyor de Boixereu, Cuidava per igual del bestiar i confeccionava remeis per guarir qualsevol mena de  malaltia. Read the rest of this entry

Selene de Saint Germaine

Estàndard

Selene, vive en el barrio de los artesanos, en la Rue de Saint-Germaine. Su padre es el sastre personal de Ninette de Saint Cloud, la actual amante del rey. Ella lo acompaña en ocasiones al palacio real para entregar los voluminosos trajes, capas o sombreros que le han sido encargados. También reciben encargos de las damas de compañía de la actual favorita, pero tiene terminantemente prohibido confeccionar ningún traje para el resto de damas de la corte, incluso tiene vetada la confección de cualquier prenda de vestir a la propia reina. Pero Selene no quiere seguir con el oficio de su padre, por mucho que este insiste.

Cuando su madre murió a la edad de seis años, su padre la ingreso en el convento de las franciscanas, donde aprendió a coser y a bordar, pero también a leer y a escribir. Pronto la extensa biblioteca del convento se le quedo pequeña.

Selene sabe que no va a convencer a su padre, pero ella está decidida a seguir su sueño, que no es otro que escribir en la Gaceta Ilustrad de Paris artículos para las mujeres sobre sus derechos. No solo el derecho a demandar pan, sino también darles a conocer que deben romper con la vieja y arcaica imagen de mujer florero y ama de casa. ¿Porque las mujeres no pueden ocupar cargos públicos como legisladoras, magistradas, o militares?

Desgraciadamente el número de mujeres analfabetas es enorme, pues en los barrios más pobres –e incluso, no tan pobres- la educación está vetada a las niñas. Solo las de clase alta reciben lecciones de tutores, que acostumbran a dar clases de música, danza y poesía, para que puedan lucir un ligero barniz intelectual en los salones parisinos. Read the rest of this entry

El incendio

Estàndard

incendio_de_casaAquella noche una fuerte tormenta asoló el pequeño poblado. Solo una casa sufrió un espectacular incendio producido por un rayo.

Con las primeras luces del alba,  se descubrió entre los escombros los restos de un cadáver, completamente calcinado. La casa llevaba muchos años deshabitada. Nadie sabía a quién podía corresponder el cadáver.

La llegada del inspector Moriarty y el equipo técnico del CSI llenó de sentimientos contradictorios a la pequeña comunidad. Por un lado alivio; por fin se sabría a quien pertenecía el cuerpo calcinado; por otro lado un cierto desasosiego empañó sus mentes. ¿De quién era el cadáver? El recuento fue muy rápido. No faltaba nadie. La única respuesta coherente que encontraron fue que el cadáver pertenecía a un forastero. El inspector Moriarty y su equipo de técnicos forenses tendrían una difícil tarea.

Instalaron su campamento base en la vivienda de la doctora Flecher, la veterinaria de la comarca. Su casa era la única que disponía de conexión a internet. Un primer examen permitió confirmar que el cuerpo pertenecía a una mujer de unos cuarenta años aproximadamente. No se hayo ninguna documentación en el cuerpo, debido a su estado.  En la casa tampoco apareció ningún bolso o maleta que hubiera podido esclarecer algún dato más sobre su identidad. Read the rest of this entry

Y volvieron los dinosaurios

Estàndard
Autora: Esther Flores Carrillo

Autora: Esther Flores Carrillo

Hace algunos años, la especulación immobiliaria arraso barrios enteros de la ciudad. En uno de estos solares donde desde hacía muchos años,  había existido un antiguo edificio de planta baja y dos pisos, aparecieron de repente máquinas y operarios. Empezaron a perforar y arrancar la tierra y un gran agujero apareció donde supuestamente tenía que ir un parking i empezaron a levantar los cimientos del nuevo edifició.. Y de repente, un buen día, desaparecieron los operarios. Quedaron los cimientos y el resto de la tierra que no se había cubierto todavía de cemento. Todo quedo abandonado en medio de la obra a medio construir: hierros, maderas, mallas, tubos de plástico, tubos de PVC.

Los vecinos esperábamos que volvieran de nuevo los operarios para finalizar la obra inconclusa, pero no volvieron. Pasaron las semanas y pasaron los meses, incluso pasaron los años y la obra seguía abandonada.  El sol, la lluvia, el viento fueron ayudando a la degradación de los materiales allí abandonados. La madera se pudrió, los hierros hacía tiempo que habían sido saqueados y el resto de material yacía esparcido por todo el solar. Read the rest of this entry